RONIN · Judas Arrieta

RONIN
Judas Arrieta

Estaba un Ronin comiendo un cuenco de arroz, sentado en el umbral de una casa cualquiera. No había ningún alimento en toda la ciudad más barato que el arroz. Dicho de otra manera, comer arroz significaba que no se pasaba por un buen momento económico. Pasó un samurai de la corte personal del emperador y le dijo: -“!Ay, Judasaki-san! Si aprendieras a ser más sumiso y a adular un poco más al emperador, no tendrías que comer tanto arroz”. Judasaki dejó de comer, levantó la vista, y mirando al acaudalado samurai intensamente, contestó: – “Ay de ti, hermano bushi. Si aprendieras a comer un poco de arroz, no tendrías que ser sumiso y adular tanto al emperador”
El Ronin era un samurai sin amo. La palabra samurai viene del verbo japones saburau que significa servir. El samurai que pierde su amo en campo de batalla podía escoger entre dos caminos en la vida: Cometer
“seppuku”: Hacer lo considerado honorable, suicidarse o Huir: escapar a su destino fatal y ser considerado un cobarde por los demás samurais convirtiéndose en un Ronin. La palabra Ronin significa hombre ola,hombre que merodea o vagabundo. Generalmente el ronin era despreciado por daimyos y samurais pero en zonas rurales y pueblos eran respetados, los preferidos por los maestros Zen, filósofos y artistas. En épocas durante las cuales la corrupción de los políticos terminaba con los pocos ingresos del hombre trabajador, muchos ronin los defendían de los samurais que colectaban el tributo para su daimyo. A estos ronins se le consideraba como héroes y se les pagaba comúnmente con un plato de comida caliente.
Desde hace mas de 400 años los ronin han formado parte de la historia y la cultura popular del Japón. Los ronin han sido viajeros, maestros de esgrima y artes marciales, filósofos, artistas y actores. Y muchos tuvieron un papel determinante en la historia del Japón.

La figura del ronin siempre ha tenido una estrecha relación con la literatura y el arte. Esto ha hecho que su figura se convierta en legendaria. Muchas historias de ronins se han llevado a la gran pantalla
convirtiéndolos en héroes mundiales. La película de Akira Kurosawa “Los siete samurais” (1954) en la que se cuenta la historia de 7 ronins que protegen un pueblo de una banda de bandidos es uno de estos
ejemplos. John Sturges dirige en 1960 “Los siete magníficos” un western de ronins. Desde entonces los ronin y su actitud frente a la vida se han mostrado en películas, cómics y libros de todo el mundo. La personalidad del ronin se vestirá en estas historias de un cow-boy, un pirata, un mosquetero o un mafioso arrepentido.
RONIN es una selección de obras realizadas estos dos últimos años en su estudio de Beijing. Judas Arrieta actualmente reside en la capital china donde ha realizado numerosas exposiciones individuales y colectivas. Ya lleva 5 años en China y en este momento Judas Arrieta intenta responder a diferentes preguntas y dudas que le surgieron a la hora de abordar sus nuevos trabajos. Hasta el 2005 su trabajo básicamente había explorado la iconografía pop japonesa tocando de vez en cuando algunos temas chinos o coreanos. Después se centro única y exclusivamente en imágenes chinas. Y ahora ha decido mezclarlo todo. La figura del Ronin le ha motivado a la hora de abordar los cuadros. El arte es una búsqueda constante donde culturas diferentes conviven relajadamente en sus cuadros. Sus héroes y retratos corales de miles de personajes forman familias perfectas. Sus pinturas y dibujos se inspiran en otros dibujos, en otras pinturas, en otros artistas y se convierten en versiones u homenajes a esos momentos íntimos en los que uno disfruta de una película, cómic u obra de arte.
Hoy en día en Japón, a los estudiantes que no consiguen superar sus examanes de acceso a la universidad se les llama despectivamente Ronin

by Judas Arrieta
martes, 12 de enero de 2010 · 20:00 – 21:00
GALERIA ESTAMPA, Justiniano 6, Madrid.
12 de enero-20 de febrero

Sigo el trabajo de Judas Arrieta desde que ganara el primer premio de generación 2007 otorgado por Casa Encendida, entonces su trabajo se centraba sobre un dibujo preciso del desnudo humano sobre gran formato de tela.
El trabajo de Judas, expresa una impresionante madurés y seguridad creativa que lo lleva a explorar sus propios temás explotar con genialidad su dibujo clásico y preciso, en obras que evolucionan sobre una sistematicidad barroca que lo hace sorprendente y a pesar de su iconografía se aleja completamente del tópico, del lugar común y de cualquier vulgaridad.
Judas…eres un crack!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s