el futuro es hoy · 02

O,  Porqué Leer los Clásicos*

(Rodchenko, construcción spatial nº 78, 1924)

Un clásico, es un libro que nunca termina de decir todo lo que tiene que decir, no importa cuántas veces lo leas (no lo relees, siempre lo vuelves a leer), siempre descubrirás secretos que se escondieron a primera vista, no importa cuánto discurso crítico se elabore sobre ella,  un clásico se lo quita de encima con una facilidad que casi raya en el desprecio, se acerca a lo que Mallarme**soñaba como “el libro Total”, porque cada uno de nosotros tiene su propio clásico que nos ayuda a definirnos a nosotros mismos aunque sea para alejarnos completamente de él.

(Wolkenbügel, El Lissitzky; 1923-1925(1))

Quien lee, y quien lee los clásicos, es capaz de entender, o encontrar las genealogías, sin importar el orden cronológico de su relación con la lectura, un clásico tiende a relegar la “actualidad” a la categoría de “ruido de fondo”, pero al mismo tiempo, no puede prescindir de ese ruido de fondo, un clásico persiste como “ruido de fondo” incluso cuando la actualidad se impone con fuerza…

(Sol Lewitt, viariatons on incomplete open cubes, 1974 (2))

Sin clásicos no existirían best-sellers

Aunque un clásico no lo es, sigue vendiéndose a través de los siglos, el best-seller, está obsoleto al verano siguiente, sin embargo, aunque por alguna razón ni siquiera yo misma, me pregunto hoy en día ¿Cuál podría ser la obra de arquitectura Total?, o ¿Qué, es una obra de arquitectura Total?, sólo revisando los clásicos se encuentra uno cara a cara con el futuro, y puede comenzar a comprender que el ruido de fondo debe ser sólo ruido de fondo, necesario, cambiante, pasajero, irrelevante, prescindible.

(Piero Portaluppi, Ciudad del Infierno –Hellytown-, 1926 (3))

Lola Palacios, en las conversaciones centrales del año pasado dijo que si no sueñas cosas heroicas, si tus aspiraciones son pequeñas, entonces sólo producirás estupideces, pequeñeces, pero claro para comprender que es lo heróico hay que leer los clásicos,  esas obras que nos muestran que el futuro, es hoy.

(CCTV, Rem Koolhaas, 2003-2008; Pekin, China)

(Pix, Linked Hibryd, Pekin, China,  Steven Holl, 2003-2009)

*Porqué Leer los Clásicos; Ítalo Calvino, Tusquets, Marginales, 1972, Barcelona

** Fragmentos sobre el Libro, Stepháne Mallarme, ed. Colegio de Arquitectos Técnicos de Murcia 2002, 133pgs.

(1) conviene Recordar que el Wolkenbügel, es un conjunto de 8 edificios que conformarian un sistema de infraestructuras para Moscú)

(2) una excelente reproducción de los prototipos de la serie de esculturas se encuentra en el libro El Lissitzky, Wolkenbügel, de Ginés Garrido y Francisco Burgos, Publicado por el Ministerio de Vivienda de Madrid)

(3) Imagen cedida por Javier Quintana de Uña, publicada en su libro “Sueño y Frustración, el rascacielos en europa, 1900-1939) publicado por Alianza Editorial.

Pilar Pinchart, junio 2009

Anuncios

3 comentarios en “el futuro es hoy · 02

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s