Estrías (o la nostalgia como proyecto)

Versión en Castellano del texto original escrito por Pilar Pinchart para su columna en Abitare “Nostalgia as project”

Estrías

estría. (R.A.E)

(Del lat. stria).

1. f. Cada una de las rayas en hueco que suelen tener algunos cuerpos.

2. f. Arq. Mediacaña en hueco, que se suele labrar en algunas columnas o pilastras de arriba abajo.

3. f. Med. Cada una de las líneas claras que aparecen en la piel en el embarazo y otros procesos, debidas a desgarros subdérmicos. U. m. en pl.

Hace poco más de un año, tuvo una aparición fugaz la que pudo ser una de las más interesantes publicaciones del panorama arquitectónico español: Obradoiro, dependiente del colegio de arquitectos de Galicia.

Debido a las reivindicaciones lingüísticas llevadas a extremos absurdos hoy en España, la revista -editada en castellano- fue requisada, y prohibida su venta por no ser una revista “en Gallego”. La revista, excelente en edición y contenido, no ha vuelto a circular debido al costo que significa una edición bilingüe (gallego-español). No compensable con un mercado local reducido.

Esa joya editorial que coincidió con el número 5 de Skfandra y compartió a Rafael Iglesia en sus contenidos, presentaba a un arquitecto que no conocía y que aún conoce poca gente:

Toni Gironés: Arquitecto catalán, con Estudio en Barcelona y Director de la Escuela de Arquitectura de Reus.

La escala totalmente local de Gironés  (quien habla en catalán) hace que no sea simple coincidencia su presentación en una revista tan local que se encontró sancionada por su decisión lingüística del uso del Castellano.

Este contexto es importante para entender los pequeños sujetos que ayudan a cuestionar la viabilidad de Europa sumida en pequeños debates capaces de dejar acéfalo al país que aloja la sede representativa de su unidad (Bélgica) y a la vez se proclama contradictoriamente global.

Contexto necesario para demostrar la tesis de Koolhaas sobre el ejercicio nostálgico de la arquitectura por parte de los arquitectos, a la vez que nos permite entender la coexistencia de ambos perfiles el “nostálgico”-local de escala pequeña  (Gironés) y el Global-presentista (no permitiría ser denominado futurista) Koolhaas, nuestro Le Corbusier generacional.

¿De qué sirve la nostalgia?

La radical diferencia entre Gironés y Koolhaas la encontramos en la escala sobre la cual se desarrolla su ejercicio, una escala que obligadamente no admite nostalgia alguna.

Gironés probablemente nunca necesite abandonar la nostalgia, su escala más bien la exige, a la vez que admite una globalidad controlada.

La nostalgia define las diferentes escalas que adquiere lo que podemos comprender como intensidad del ejercicio del oficio, y permite la diversidad de posturas (excesivamente racionales en su ausencia, excesivamente sentimentales en su abuso)

¿Se puede inventar con nostalgia?

Viendo la obra de Gironés, si; y dependiendo de que entendamos por invento

Se puede inventar con nostalgia, se puede inventar la nostalgia.

La selección de imágenes aquí presentadas muestra un ejercicio que en cierta forma une la nostalgia a esa cierta intensidad, propia de la pequeña escala, que es bueno y necesario no subestimar ni desatender.

Uno de los grandes problemas de la arquitectura “del desarrollo” por intentar nombrarla, es la subestimación o la desestimación de lo pequeño.

Sin embargo es parte de la comprensión asumir las escalas donde un arquitecto puede desarrollar todo su potencial, para eso, se necesita la madurez personal suficiente para decir: aquí me siento cómodo (no en el sentido peyorativo que conlleva la comodidad, sino en el sentido que reconoces tu potencial en aquello que más te favorece) y evitar abordar lo pequeño con la pretensión de un gran encargo, esto es patente en prácticamente todos los proyectos de vivienda unifamiliar principalmente europea y particularmente la española.

La arquitectura del “desarrollo” minusvalora lo pequeño, y se intenta transformar la escala pequeña (S) en un gran proyecto con una cierta capacidad de impacto.

Desestima el detalle porque hace poco tiempo se dictaminó que no era momento de detalles (lo que Koolhaas omitió es que, a cierta escala, no hay momentos de detalles).

Esta búsqueda del impacto es su punto débil y donde pierde toda su intensidad.

Por el contrario, Gironés reduce a escala pequeña, doméstica (domesticar: (De doméstico). 1. tr. Reducir, acostumbrar a la vista y compañía del hombre al animal fiero y salvaje. 2. tr. Hacer tratable a alguien que no lo es, moderar la aspereza de carácter. U. t. c. prnl. /RAE/), sus encargos, reconoce sus límites y controla lo local, dotando de belleza e invención lenguajes ya utilizados a los que añade características propias, en particular el descubrimiento del hierro estriado como material noble, que deja de estar oculto, y que transforma mediante un modo algo característico de los arquitectos catalanes que no deja de pecar de excesos y ciertas florituras, en texturas y despieces elegantes y amables.

Toda una sorpresa.

Anuncios

Un comentario en “Estrías (o la nostalgia como proyecto)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s