Gâteau créole “tarta criolla”

El recientemente fallecido -y prolífico- poeta martinico Edouard Glissant, en su libro “Hacia una poética de lo diverso” donde se recopilan una serie de complejas conferencias, replantea y propone una re-lectura del mundo y su historia, y acuña el maravilloso concepto de “Criollización“, una explicación fundamental de nuestra compleja a-identidad o multi-identidad cultural americana producto de traslaciones y fusiones inesperadas. Me gusta el concepto de “criollo” por sobre la idea de “mestizo” ya que como explica, el mestizaje produce una mezcla predecible ya que combina dos factores “puros”, sin embargo en nuestro mundo americano se mezclan inesperadamente razas, lenguas y cosmogonías en un continente-isla contrapuesto por completo a la visión univoca basada en lo unitario y la identidad definida que da origen a la “civilización occidental” desarrollada entorno a un mar cerrado y unitario el mediterráneo que fomenta el concepto de lo UNO, el Dios único, y la importancia del “Territorio” versus el suelo expuesto a dos océanos, sin mar interior -el que tanto cuestiona Amereida- y continuo receptor de traslaciones. Un ejemplo grandísimo aportado por Glissant es el poblamiento del caribe, producto de la esclavitud, hombres sacados de su lugar de origen -el cual es in situ unificado, dicho fríamente “un negro es un negro” independiente de su origen, se unifica a un cabo verdiano con un nigeriano, dentro del galeón esclavista y como primera medida se le despoja de su lengua. Así, los americanos realmente hablamos una nueva lengua -criolla- el francés haitiano es de difícil compresión para un francés, el inglés norteamericano no es el inglés que habla un inglés, el español adquiere un numero tan grande de nuevas gramáticas que no son unificables al español que habla un español el caso mas expresivo si se quiere es el español que habla un argentino cuyos pronombres y por lo tanto la articulación es diferente a toda la gramática española y es compartida a su vez por los colombianos de la zona de Medellín.

Así nace mi nueva creación la tarta “Criolla”. El “Alfajor” es un tipo de dulce compacto similar al turrón, originario de Medina Sidonia en la zona de Cadiz, España, cuyo nombre en Argentina y Chile, adopta un tipo particular de dulce muy simple y seco, elaborado con dos masitas quebradizas en Chile, y tendiente a desgranarse en Argentina -diferenciadas en el tipo de harina- unidas con un centro de manjar en Chile -dulce de leche según la denominación Argentina y mas conocida internacionalmente- y que en realidad es la “cajeta” una antigua creación mexicana que se ha convertido en la seña de identidad de la repostería del sur del mundo.

La tarta “Criolla” fusiona la tradicional “torta milhojas” una tarta realizada por una eterna suma de masas de alfajor y capas de manjar cuya presentación es muy artesana y rústica (ver skfandra gourmet) con lo mejor de la repostería austriaca y característica de la repostería invernal centro europea: el Glacé de Chocolate.

Una obra de arte, créole…

tarta criolla © ® pilar pinchart

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s