Aprendiendo de los maestros: David Hockney

El arte sienés del temprano siglo XV tiene similitudes con el arte oriental. La Ciudad en el mar de 1425 (Atribuida a Sassetta, Ambrogio Lorenzetti, o Simone Martini) parece tener una perspectiva invertida. Por si misma sugiere que te mueves (y por lo tanto estás vivo). Puedes ver sobre sus altas murallas los patios, tal como ocurre en las pinturas orientales. Esto es quizás una forma muy natural de describir el espacio y cercana a la forma en que lo vemos en nuestra memoria.

Lo que esta imagen tiene en común con las imágenes Otomanas, Indias y Japonesas de las páginas anteriores es que las lineas paralelas son representadas como paralelas. Son dibujadas de la forma en sabemos que deben ser. Pero se encuentran rodeadas por imágenes cuyas líneas sabemos que siendo paralelas en la escena tridimensional, se muestran convergiendo en un punto. Así es como una cámara ve, y es el núcleo del problema de la perspectiva lineal.

La perspectiva occidental es un concepto arquitectónico (ambos, Bruneleschi y Alberti eran arquitectos) que fue adoptado por los pintores particularmente para representar arquitectura. El concepto de perspectiva lineal fue explicado por Alberti con la analogía de una ventana mirando hacia el mundo. Pero el problema para mi es que, si miras a través de una ventana ¿Donde estás tu? ¿Estás en el mundo o estás distanciado de él?

David Hockney, The Secret Knowledge; The visual evidence, p. 206; Thames & Hudson, London 2006

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s