Frieze: Pierre Huyghe

Recollection, Pierre Huyghe (c) Ma. Paz García

Se que lo que voy a decir sonará poco glamuroso pero me ha gustado mas este año ARCO que FRIEZE.

Recollection, Pierre Huyghe (c) Ma. Pilar Pinchart

Bajo la dirección de Carlos Urroz, ARCO, presentó una buena sección de proyectos, y las galerías mostraron a los artistas con dignidad, sumado a la dimensión de la feria y el espacio disponible por galería, una buena programación de eventos -que en realidad podría potenciarse para la edición siguiente, tanto los profesionales como los de público general- que realmente daban la sensación de ‘ver arte’.

Recollection, Pierre Huyghe (c) Ma. Pilar Pinchart

Frieze…como decirlo, era un mercadillo, un rastrillo súper compacto donde los galeristas ponían su nombre en tipografías tamaño 175, y el nombre del artista y la obra en tamaño 12 como mucho, casi ninguna galería se tomó la molestia de mostrar a sus artistas con aire, con amor, en eso si se diferenciaba Helga de Alvear donde las obras respiraban, en las demás, tu tenías que recordar que al artista lo habías visto expuesto en Nueva York, o en Madrid, para no ver solo una foto enmarcada colocada por cualquier parte de cualquier modo, con una lista de precios.

Recollection, Pierre Huyghe (c) Ma. Paz García

En fin, si no vais a Frieze no os perdéis nada, este año, sólo hubo dos ‘projects’ de los cuales el mejor, el mas conmovedor ha sido el hermoso y delicado acuario del francés Pierre Huyghe, una obra viva que hay que ver en directo.

Recollection, Pierre Huyghe (c) Ma. Paz García

El acuario es un espejo-ventana, desde el interior del acuario es espejo, pero desde fuera se ve el interior del acuario. El resultado es una deformación óptica importante, similar a las fotos y proyecciones 3D, y es muy desconcertante e hipnótico, aunque tremendamente cruel con el cangrejo hermitaño, obligado a habitar una reproducción de ‘la musa dormida’ de Brancusi, de la que no puede desprenderse y le impide moverse debido a la escarpada topografía que Huyghe montó en el acuario, la tiranía de la belleza, una obra bella que es horriblemente cruel con el animal.

Recollection, Pierre Huyghe (c) Ma. Pilar Pinchart

De Pierre Huyghe había visto antes una pieza realizada con marionetas en el MUSAC, y sobretodo un impresionante montaje de un jardín paradisíaco y frutal en el Palacio de Cristal del Parque del Retiro, sede del MNCARS, que ha sido -en mi humilde opinión- una de las instalaciones mas bellas que se han hecho en ese espacio privilegiado.

Recollection, Pierre Huyghe (c) Ma. Pilar Pinchart

Frieze no vale la pena, hay que potenciar el marketing de ARCO, porque es de verdad, mucho mejor (al menos esta versión)

Recollection, Pierre Huyghe (c) Ma. Pilar Pinchart

Sinceramente, no me pareció ver nada nuevo, ni nada interesante, ni nada mas allá de un mercadillo de obras malamente dispuestas, y de una calidad bastante discutible, realmente esta cruel pieza de Huyghe era lo mejor de la feria.

Hay que decir, que la pieza es cruel, pero esa impotencia del cangrejo, de no poder desprenderse del peso de la bella estructura que lo alberga, es tan comprensible, y atrapa de tal manera, que su crueldad tiene muchos sentidos, a mi la crueldad que me produce objeción es por el sufrimiento producido al animal, que está mostrándonos el sufrimiento. Es muy dura, es muy bella, pero es muy dura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s