Encaje de bolillos

“Un viaje de mil millas comienza con un solo paso.” Lao Tzu

Encaje de bolillos. Técnica textil con hilos enrollados en bobinas, llamadas bolillos, con tejido sobre almohadilla, llamada “mundillo”.

El encaje de bolillos se considera una tarea difícil y delicada. El encaje por sí solo habla de la acción de encajar algo en otra cosa, ajustar dos piezas que se cierran o adaptan entre sí.

Un caso de extraño ensamblaje de memoria visual ocurrió en una visita a la Ciudad de Almagro. Al llegar a su singular Plaza Mayor tuve un déjà vu: aquellas galerías acristaladas de madera de color verde me transportaron por instantes a Zhujiajiao, una ciudad antigua en el agua en el lado occidental de Shanghai. Las ciudades chinas en el agua se identifican por sus casas alineadas a lo largo de los canales y los puentes que los cruzan.

Almagro
Almagro. En el siglo XIX el centro más importante de producción en España de blondas, una variante de encaje de bolillos realizada con hilo de seda.
Zhujiajiao
Zhujiaojiao. Ciudad antigua en el agua en el lado occidental de Shanghai, con casas alineadas a lo largo de los canales y los puentes que los cruzan.

No podrían ser lugares más opuestos en sus condiciones geográficas, pero la alineación de galerías acristaladas en aquel color verde botella lo había visto también allí. Coincide además que ambas edificaciones son de modestos materiales con galerías acristaladas de doble altura. En ambas se encuentra el mismo principio constructivo de columna, zapata y vigas sobre las que descansan las galerías. Los soportales, sin ser idénticos en la disposición y su estructura, albergan en ambos casos tiendas y locales de comida. La diferencia reside en el uso como viviendas de las galerías acristaladas de Almagro, mientras que buena parte de las galerías en Zhujiajiao cobijan restaurantes. El ambiente de estas cocinitas es sin embargo tan doméstico que ni siquiera este detalle logra borrar la sensación de estar repetir una experiencia ya vivida.

Plaza Mayor de Almagro
Plaza Mayor de Almagro. Detalle de los soportales
Plaza Mayor de Almagro
Plaza Mayor de Almagro. Detalle de las galerías acristaladas.

Plaza Mayor de Almagro. Lado mayor de la plaza.

Tal vez lo más emocionante sea descubrir que, como en las cajas chinas, al abrir la última se encuentre aquella experiencia de un espacio primigenio y universal que reposa sobre los sencillos recursos de la arquitectura popular.

Volvemos al encaje de bolillos, que tuvo gran auge en Almagro, siendo muy renombrado por sus mantillas. La técnica consiste en entretejer hilos que inicialmente están enrollados en bobinas, llamadas bolillos, para manejarlos mejor. A medida que progresa el trabajo, el tejido se sujeta mediante alfileres clavados en una almohadilla, que se llama “mundillo”. El lugar de los alfileres normalmente viene determinado por un patrón de agujeritos en la almohadilla.

Es un hábil trabajo realizado con hilos finos o gruesos, tradicionalmente, de lino, seda, lana y posteriormente de algodón. Un tejido tan frágil como nuestra memoria.

mas post de Andrea Buchner aquí 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s