Proyecto para el barrio de San Rocco de Aldo Rossi y Aldo Rossi.

En el año1966  se ponía Fin al programa de las Case Study Houses,  Bob Marley se casa con Rita Anderson , Pet Sounds de los Beach Boys  sonaba en las emisoras de EE.UU, Manuel Fraga se baña en Palomares, se inaugura el Metropolitan Opera en el Lincoln Center de Nueva York, en Madrid se inaugura el estadio Vicente Calderón, John Lenon pide perdón por su frase ‘somos más populares que Jesús’,  el maestro Yves Saint Laurent arrasa con su vestido Mondrian.

Mientras  un joven Aldo Rossi pisaba fuerte en el panorama arquitectónico europeo con proyectos como el acondicionamiento de la Via Farnini en Milan (1960), el concurso internacional para el rascacielos Peugeot de Buenos Aires (1961), el Monumento a la resistencia en Cuneo (1962), o la poco publicada Escuela en Monza (1962), la Reforma del museo de historia contemporánea de Milán  (1962) o el Puente sobre la vía Alleemagna en la XIII Trienal de Milán (1963).

Aldo Rossi nacido en Milan (1931-1997) fue hijo de un fabricante de bicicletas, cuya marca era Rossi, se graduó en el Politécnico de Milán en 1959. Autor del paradigmático libro ‘La Arquitectura de la Ciudad’ (1966) trabajó durante tres años en una revista de arquitectura,  Aldo Rossi ahondando sobre este temadurante unas conferencias en la Politécnica de Barcelona, criticó que durante su época de estudiante las revistas de difusión arquitectónica eran las menos, sin embargo hoy en día hay un elevado número de revistas de arquitectura y sentencia que ‘son un elemento negativo,  en ellas se publica todo; sólo algunos ‘stars’ le dan el tono mientras el resto se realiza por motivos meramente económicos‘, lo que crea una gran confusión entre los jóvenes estudiantes.

Aldo Rossi reconoce a Adolf Loos como uno de sus maestros y mentores; en una ocasión Aldo Rossi  rebate a Loos –que defendía que la buena arquitectura no se puede describir- que es todo lo contrario, siendo la mala arquitectura la que no se puede describir. Fuerte defensor de que la selección de la arquitectura no puede nacer de la profesión misma.

Rossi  es erróneamente tildado de retórico o de proyectar arquitecturas reaccionarias. En una ocasión en Nueva York le preguntaron si era ‘’modern’’ o ‘’post-modern’’ a lo que contestó: ‘’yo siempre he odiado ser ‘post’ algo; es un matiz estúpido que aun se produce dentro del movimiento moderno… Para mí –y quizás responda con una banalidad- la arquitectura es: Arquitectura. ’’  También se defiende refiriéndose a Palladio cuando le preguntan si existe un fenómeno de imitación o de educación en su arquitectura, sostiene lo siguiente: ‘’¿Se puede decir por ejemplo que Adams copia a Palladio? –creo que no, como arquitecto y como historiador. Creo que son nuevas arquitecturas hechas en madera y referidas a un modelo’’                                                                                                                            Sus obras destilan un deseo, una voluntad de monumentalidad y también en un nivel menor, teatralidad, la tendencia hacia los decorados teatrales, Aldo Rossi siempre estuvo muy interesado en el mundo del cine. También formula cómo nace, o cómo debe nacer la arquitectura, y es a través de un proceso de pensar, después de estudiar, y por último de diseñar.

1966 fue el año en que Aldo Rossi proyecta el barrio residencial de San Rocco junto con G. Grassi. El proyecto  está planteado  en  Monza, en el norte de Milán, proyecto preñado de circustancias,  con  fuertes coexistencias y preexistencias, por un lado se trata de un proyecto de vivienda social, unas casas para los obreros del barrio, y por otro lado interpreta la planta heredada de la ciudad romana estableciendo una retícula forzada por el cardo ‘cardus’ y el decumano  ‘decumanus’ ,tipicos de la tipología de ciudad romana. Casi como unas guías en sus obras, trabaja con constantes arquitectónicas universales y permanentes que legitiman la funcionalidad de sus intervenciones. Piensa que para comprender nociones abstractas hay que concebirlas como forma.

Las construcciones que están dentro de cada bloque se corresponden a una ínsula romana, antiguamente en las ínsulas se situaban tiendas y talleres en planta baja. En el entresuelo se disponían los alojamientos para los trabajadores y las plantas superiores se dividían en apartamentos. Existe un fuerte dialogo común entre ambas épocas.

La potencia del proyecto está en la intensidad que cobran los patios interiores, los corrales, que son herencia de las tipologías romanas y frecuentemente utilizadas en las construcciones milanesas y lombardas, Aldo Rossi añade nuevos inputs y ve en estos espacios la fórmula para la experimentación social, el marco perfecto para crear pequeños condensadores de relaciones sociales que estando aislados, trabajan de forma conjunta, por ello la forma expresa la función tratándose de formas muy definidas, puras, geométricas y contundentes.

Rossi defiende que ‘el alzado puede ser cualquiera, pero la planta introduce una tipología’, hecho fundamental en la arquitectura.  El pragmatismo de Aldo Rossi se vuelve pura poesía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s